visitas guiadas y excursiones, vuelo, hoteles, traslados al aeropuerto 

BLOG EL CALLEJON DEL ORO

La epopeya de Mucha

Publicada el 2 Ee febrero Ee 2015 a las 0:35 Comments comentarios (0)





Alphonse Mucha es, sin duda alguna, el mejor pintor checo del siglo XIX y de la primera mitad del XX. Lo que además lo convierte en uno de los mejores pintores de la modernidad. Mucha es el Art Noveau en forma de elegantes y hermosas mujeres de velos misteriosos e inquietantes. Sus carteles, sus decorados teatrales y sus originales diseños de joyas lo llevaron a la fama. Llegó al punto en el que muchos se hubieran dado por satisfechos. Pero él quería más. Quería entrar como un gigante en la historia del arte.


 Entonces se lanzó a librar su gran epopeya. "La Epopeya Eslava".


 Tenía 52 años cuando alquiló una enorme sala de un antiguo palacio a 60 kilómetros de Praga y comenzó su obra maestra. Llevaba sobre sus hombros una carrera de grandes éxitos. Había estado en Francia y Estados Unidos, había viajado por Polonia, Rusia y los Balcanes buscando información, había decorado La Sala del Alcalde de la Casa Municipal. Era querido y admirado.


 Dieciocho años le llevó pintar veinte enormes cuadros. Los más grandes de 8 metros por 6. Los más pequeños de 4 por 4. Los lienzos: velas de barcos importados de Bélgica. La pintura: témperas al huevo.


 "La Epopeya Eslava" no es una clase de historia. Es un derroche de las más auténticas emociones de alguien que amaba profundamente a su país, a su cultura y a su pueblo. Eso he sentido yo, cuando he estado frente a esos cuadros enormes, llenos de vida, de luz y de belleza, en la Galería Nacional.


 Hoy quiero compartir uno contigo. Se llama "La celebración de Svantovic".


Espero que te guste.