visitas guiadas y excursiones, vuelo, hoteles, traslados al aeropuerto 

BLOG EL CALLEJON DEL ORO

El cristal de Bohemia

Publicada el 3 Ee febrero Ee 2015 a las 15:30 Comments comentarios (0)






Los orígenes del cristal de Bohemia, propiamente dicho, están en los monasterios checos del siglo XIII. En esta época comienza a notarse su presencia en documentos, en los objetos litúrgicos, en los adornos y en los mosaicos de los templos. El rosetón de la Catedral de San Vito es un buen ejemplo de ello.


Con el tiempo, el cristal saltó de los monasterios a los palacios renacentistas y comenzó a jugar un importante papel en la decoración. Los salones se llenaron de objetos curiosamente tallados y de colores sugerentes.


Sin embargo, no es hasta el reinado del Emperador Rodolfo II (1575 – 1611) que el cristal de Bohemia traspasa las fronteras checas y adquiere fama internacional. Esta explosión de popularidad se debió a un cortador alemán de gemas y grabador de vidrio, llamado Caspar Lehmann. Este señor revolucionó el grabado mediante una técnica que añadía cobre y bronce al vidrio y permitía cortes más profundos.


En 1605 Caspar Lehmann fabricó su primer vaso con esta técnica. En 1609 el emperador le concedió el derecho exclusivo, como grabador. Con él, el cristal de Bohemia adopta la forma que conocemos hoy, y se produce con la misma técnica artesanal.


Cuando visites una fábrica de cristal en la República Checa, comprenderás a qué se deben los precios que tiene en el mercado.

 

 


Giacomo Casanova. Amante de las tierras checas

Publicada el 3 Ee febrero Ee 2015 a las 0:20 Comments comentarios (0)






Giacomo Casanova ha pasado a la historia como un gran amante, según los parámetros del siglo XVIII. Sus conquistas amorosas, contadas por él mismo en su obra “Historia de mi vida”, fueron más de 130 mujeres y, se dice también, algunos hombres.


 

Pero eso sólo fue una de las tantas facetas de una vida llena de aventuras. Recorrió gran parte de Europa, fue recibido en los salones más importantes y estuvo al servicio de cardenales, emperadores y mecenas. Viajó de una corte a otra, fundó empresas que terminaron en fracaso, participó en duelos y tuvo muchos enemigos que lo obligaron a huir de un país a otro.


 

De aventura en aventura llegó a los 60 años, sin bienes, sin familia y con casi todas las fronteras europeas cerradas para él. Entonces un amigo le abrió las puertas de su casa, el hermoso palacio de Duchcov, a 100 kilómetros de Praga.


 

Allí vivió los últimos trece años de su vida, trabajó como bibliotecario, escribió sus memorias y murió en su butaca preferida, disfrutando de la tranquilidad de los jardines en los que por fin había encontrado la paz.

 


El bebedor de absenta

Publicada el 28 Ee enero Ee 2015 a las 10:20 Comments comentarios (0)





Este hermoso cuadro se llama “El bebedor de absenta” y está en la pared del fondo del café Slavia en Praga. Es tal vez la obra más conocida del pintor e ilustrador checo Viktor Oliva.

 

La absenta, cuyos orígenes se pierden en el tiempo, se hizo famosa en el siglo XIX. Las hierbas que la componen, entre las que se encuentra el ajenjo al que se le atribuyen propiedades alucinógenas, y el alto contenido de alcohol, llevaron a que en Francia se dejara de producir en 1915 y que se prohibiera en casi todos los países europeos. Sin embargo, estas cualidades la convirtieron en la bebida de culto de la intelectualidad parisina, en el alimento espiritual de la vanguardia. Y esta moda llegó a Praga, como llegaron las obras de Manet, Verlaine, Rimbaud o Baudelaire.


 “Ya ni me acuerdo - escribe en sus memorias el poeta Jaroslav Seifert - la razón que nos hacía a veces abandonar el afable y acogedor Cafe Nacional y cambiar su atmósfera llena de humo por el mismo humo y el mal olor del antiguo Café Slávie de los actores, situado en la esquina, frente al Teatro Nacional. Nos sentábamos al lado de la ventana que daba al muelle y sorbíamos el ajenjo. Era una pequeña coquetería con París; nada más.”


Se dice que el Slavia era el café favorito de Viktor Oliva. En él quiso que estuviera su cuadro más famoso.


Hoy la absenta se vende en cualquier bar o tienda de Praga. A pesar de lo fuerte, no es dañina si se bebe con moderación. Pero lo mismo puede decirse de cualquier otra bebida alcohólica. Si la pides, te la servirán con una cucharilla, unas cerillas y un poco de azúcar. Ya veras por qué.


¿Te gustaría que sobre tu mesa se sentara la dama verde?


La Republica Checa y el origen del arbol de Navidad

Publicada el 25 Ee diciembre Ee 2014 a las 10:15 Comments comentarios (1)


Según se cuenta en el Museo del Juguete que hay en el Castillo de Praga, el árbol de Navidad tiene su origen en Bohemia, hoy parte de la República Checa,  donde se hizo popular en el siglo XVI entre la nobleza. Desde aquí pasó a los palacios de los nobles alemanes y más tarde se extendió al resto de Europa y a los Estados Unidos, país al que se asocia especialmente gracias al cine y la televisión.


Si nos remontamos aún más atrás, parece ser que la tradición del árbol de Navidad está relacionada con la celebración del nacimiento de Frey, dios del sol y la fertilidad, entre los pueblos del Norte de Europa. Este árbol simbolizaba al árbol del Universo, llamado Yggdrasil, en cuya copa se hallaba Asgard (la morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odín); y en las raíces más profundas estaba Helheim (el reino de los muertos). Posteriormente con la evangelización de esos pueblos, los conversos tomaron la idea del árbol, para celebrar el nacimiento de Cristo, pero cambiándole totalmente el significado.


¿Interesante verdad?