visitas guiadas y excursiones, vuelo, hoteles, traslados al aeropuerto 

Guia de viajes -- Qué ver en Praga
 

QUÉ VER EN PRAGA

Con cerca de 1.200.000 habitantes y un centro histórico patrimonio de la humanidad que se ha conservado vivo a través de los siglos, Praga ha conseguido que ni los avatares de la guerra, ni la especulación inmobiliaria hayan hecho mella en una de las ciudades más bellas del mundo.

Uno de los espectáculos más curiosos y originales de Centroeuropa. Si estás en la Plaza Vieja de Praga a la hora en punto, verás como el viejo Reloj Astronómico se mueve entre la historia y la leyenda, entre los astros y el tiempo.

Origen y corazón de la Ciudad Vieja de Praga, punto de encuentro y paso obligado de rutas comerciales medievales, las majestuosas fachadas crean un espacio mágico, donde el tiempo parece haberse detenido.

Con más de 650 años de historia, el Puente de Carlos ha soportado crisis, conflictos e inundaciones. Hoy es una auténtica galería de arte sobre el Moldava que sonríe tranquilo a los visitantes de Praga.
Las trece torres que tenía Praga fueron despareciendo después que se echaron abajo las viejas murallas que protegían la ciudad. Hoy, sólo una de ellas permanece ergida y elegante en el extremo Norte de la parte vieja.
Uno de los edificios más emblemáticos de Praga, máxima expresión del Modernismo checo. Alegre, soberbia y elegante te recibirá en sus hermosos salones llenos de historia y de arte.
Este antiguo monasterio jesuíta es hoy la sede de la Biblioteca Nacional checa. Imponente complejo arquitectónico en el que lo humano y lo divino encuentran su cauce natural en la belleza de sus galerías y sus patios.
Uno de los grandes monumentos del Barroco en Praga. Fachadas onduladas de estuco blanco y cúpulas verdes, elegantes y altivas y un interior espléndidamente decorado.
Un barrio medieval, palacetes, iglesias, un monasterio, un convento y una catedral. Edificios representativos de todos los estilos, hermosas vistas y amplios patios. Visitarlo es ver la historia de Praga fundida a sus paredes.
Una de las más hermosas galerías de Centroeuropa. Arteria principal de la ciudad y punto de encuentro obligado en Praga. Cuando camines por sus calles sentirás el latir de un núcleo urbano lleno de historia y movimiento. 
Un cementerio antiguo donde el silencio y las sombras de los árboles hacen compañía a las doce mil lápidas desordenadas que se esconden tras sus muros.
Las sinagogas del Barrio Judío de Praga te contarán su historia y la de los judíos que habitaron el territorio checo durante más de diez siglos. Una visita que vale la pena.